Así fue el trasplante de cara de éste joven estadounidense

Cameron Underwood tuvo un giro completo en su vida, luego que en un intento de quitarse la vida, se disparó con un arma de fuego en la cara.

Perdió la nariz, la mayor parte de su quijada inferior y casi toda su boca, a excepción de un diente. El incidente ocurrió en 2016.

“Estoy muy agradecido de tener un trasplante de cara porque me ha dado una segunda oportunidad en la vida”, dijo el joven de 26 años en una conferencia de prensa en Nueva York, Estados Unidos, el jueves.

“He podido retomar muchas de las actividades que amo, como estar al aire libre, practicar deportes y pasar tiempo con mis amigos y familiares.

“Espero volver pronto al trabajo y algún día comenzar una familia”.

A inicios de este año, un personal médico junto con un cirujano Latino realizaron una cirugía de 25 horas en Cameron en el centro de salud Langone de La Universidad de Nueva York. Después de casi un año, su recuperación al fin fue revelada en esta semana.

La operación se llevó a cabo luego de 18 meses después del intento de quitarse la vida, por lo que según el centro de salud, es el período más corto entre lesión y cirugía en lo largo de la historia de los Estados Unidos.

Posterior al primer trasplante de cara realizado en el año 2005, se han llevado a cabo más de 40 trasplantes de rostro en todo el mundo.

El joven logró comer alimentos sólidos hasta después de dos años debido a su lesión.

La cirugía estuvo a cargo del doctor Eduardo Rodríguez, quien aseguró que junto a los avances médicos, fue la determinación que tuvo Cameron de querer sobrevivir lo que ayudó a que la cirugía fuera un éxito.

Con Cameron son ya tres operaciones de trasplante de cara las que ha realizado Rodríguez, quien señala que Underwood vivió relativamente poco tiempo con la lesión, no como otros pacientes que han tenido que pasar incluso décadas con las lesiones en su rostro.

En el proceso de cirugía, el médico trasplantó y reconstruyó la mandíbula superior e inferior de Cameron, incluidos los 32 dientes y encías. Los párpados inferiores, la Nariz, el techo y piso de la boca, y la lengua fueron reemplazados y se necesitó reconstrucción.

Según el centro médico, ésta fue la operación de trasplante de cara más avanzado tecnológicamente y fue el primer uso de una máscara facial de donante impresa en 3D en Estados Unidos.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *