Historia del café en El Salvador, desde 1779

Algunos escritores fijan el período de introducción del cultivo del café a El Salvador entre los años 1779 y 1796, según la historia, las primeras plantas se hallaron en los terrenos de dos campesinos de Ahuachapán, quienes a su vez habían obtenido la semilla en Jutiapa Guatemala.

En la época del siguiente siglo se obligaron algunas medidas para beneficiar la siembra del café, tal es la situación de un Decreto puesto en vigencia en 1846, donde se establece que: Todos los agricultores que se dediquen al cultivo del café y tengan su parcela en altitudes superiores a los 5,000 pies de altura sobre el nivel del mar, quedan exceptuados por diez años de cargos concejiles.

Otro aspecto que permitió la intensificación del rubro fue la firma del primer tratado comercial con Estado Unidos en 1853, y la fundación del banco En todo el mundo en 1880, además de la instalación del telégrafo para transmitir eficientemente a El Salvador con el planeta.

A lo largo de la administración presidencial del capitán General Gerardo Barrios se promulgaron los próximos decretos: Decreto del 05 de febrero de 1855 bajo el encabezado de Organización de terrenos a personas que se dediquen al cultivo del café, el decreto dice: “La asamblea Legislativa Decreta aprobar el acuerdo del supremo gobierno, va a comprar el lote que sea primordial tanto para la gente como para los que corresponden ejidos, y tome para el servicio de la misma, el lote baldío que esté en sus inmediaciones”.

Desde 1857 se amplió el cultivo por todo el territorio salvadoreño, la ruta se inició en Ahuachapán para después pasar a Santa Ana y Sonsonate, más adelante se ingresó en el oeste de San Vicente, en las montañas de Berlín y en el Volcán Chaparrastique de San Miguel.

El apogeo del cultivo del café nació usando la sombra de árboles que provenían de bosques húmedos primarios, mientras salió intensificando el cultivo, estos árboles fueron sustituidos por otras especies, primordialmente por los del genero Ingas por poseer propiedades correctas para el cultivo.

Resultado de los logros logrados en temas de eficacia, en la época de los 70s El Salvador se transformó en el quinto productor mundial y cuarto exportador con cosechas cercanas a los 5 millones de quintales.

Finalizando, en la actualidad se sigue cultivando el café en diversas partes del país. La tradición sigue viva y es importante concienciar a la población sobre la importancia del café para el país y el consumo del mismo.

Acerca del autor
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *